Lectura digital en la primera infancia

Con el objetivo de ampliar el conocimiento de agentes educativos de primera infancia, maestros, mediadores y padres de familia sobre el uso de las nuevas tecnologías como herramientas lúdicas, educativas y de lectura en la primera infancia, este documento de CERLALC presenta diferentes perspectivas disciplinares acerca de las potencialidades, los posibles riesgos y los aspectos que deben considerarse para emplear las tecnologías digitales en las prácticas de acceso de los niños más pequeños a la cultura escrita.

Ver mas

La colaboración entre docentes como uno de los principales desafíos para la mejora en el aprendizaje de los estudiantes

Mejorar los aprendizajes de los estudiantes es una de las tareas centrales en la que la comunidad escolar pone el esfuerzo a diario. Según los docentes, uno de los principales desafíos que se presenta es la falta de colaboración entre sus pares, tarea que también motivaría el bienestar dentro del establecimiento.

Cuando se reúnen docentes a pensar mejoras en el aprendizaje puede ser tan enriquecedor como desafiante. Es lo que ocurrió con Movimiento Aula, iniciativa en la que participaron diversas organizaciones que buscaron levantar las reflexiones sobre los aprendizajes que se producen dentro del aula, una invitación que encontró respuesta en más de 3000 docentes de todo el país. 

Las experiencias de Movimiento Aula, con las reflexiones y conclusiones de quienes fueron parte de estos encuentros que se realizaron en todo el país, se reunieron en una publicación denominada “Desafíos del aula en Chile: Los profesores de toman la palabra”, registro en el que destacan algunos de los principales desafíos que los mismo docentes destacan frente a la mejora de los aprendizajes de los estudiantes. 

Una compilación de experiencias en la que se pueden revisar algunos hallazgos que surgen a partir de la generación de las propuestas docentes, considerando los tres principales desafíos que los profesores advierten como claves para potenciar los aprendizajes de sus estudiantes: abordar la diversidad en el aula, desarrollar habilidades socioemocionales en los estudiantes y potenciar la colaboración docente. 

Leer mas

¡Nada más serio que jugar!

Los juegos colaborativos de mesa guiados por docentes ayudan a los estudiantes a desarrollar habilidades como la colaboración, el pensamiento crítico y la creatividad, entre otras. Así ha ocurrido en el Colegio Madres Dominicas de Pitrufquén y en otras escuelas de Chile ¡Te invitamos a conocer su experiencia!

Si cuando eras niño jugabas ludo o a la Gran capital, en ese momento, además de pasarlo bien, estabas aprendiendo sin darte cuenta. Según Lev Vygotski , reconocido psicólogo constructivista del siglo XX, cuando los niños juegan construyen su aprendizaje, sobre todo en cuanto a relaciones sociales, ampliando su capacidad de comprender la realidad del entorno.

En la actualidad, Kathy Hirsh-Pasek, miembro de la Asociación Americana de Psicólogos, del comité CIVITAS y del consejo para America’s Promise, también afirma que el juego está relacionado con el aprendizaje. Para ella, los niños aprenden mejor en ambientes lúdicos, a través de juegos guiados.

“Cuando tenemos un juego guiado, los niños realmente pueden aprender y participar, pueden comprometerse con estos sistemas académicos; pero los profesores deben tener ciertos objetivos en mente, tienen que saber cómo dirigirlos estimulando el aprendizaje”, asevera. Por lo anterior, la especialista señala como necesaria la capacitación de los profesores, para que estén en condiciones de aprovechar todo el potencial infantil.

Ludoteca en Pitrufquén

En el Colegio Madres Dominicas de Pitrufquén, están convencidos de que el juego es una experiencia de aprendizaje. Por eso, el año pasado en el marco del Plan de Mejoramiento Educativo (PME), adquirieron dos ludotecas con juegos de mesa sobre Formación Ciudadana y Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA), y se capacitaron para aplicarlas en los niveles de prekínder y kínder.

Patricia Carrasco, educadora diferencial del establecimiento, fue una de las profesoras que participó en este proyecto. Uno de sus juegos favoritos es el Chikiboom, en donde un grupo de alumnos debe mantener en equilibrio una torre de piezas planas, sacándolas una a una sin que esta se desarme. Entre los logros de aprendizaje, destaca la autorregulación, la atención sostenida, el trabajo colaborativo, la empatía, la solidaridad, y el pensamiento crítico.

“Si bien los aprendizajes curriculares siempre están, ya que cada juego cumplía un objetivo específico, lo que relevo es que fomentan la capacidad de convivir, creando un clima escolar adecuado”, indica la docente, observando que lo más valorable fue que los estudiantes iban aumentando su capacidad de compartir con sus pares sin pelear, aprendían a esperar turnos, y a darse ánimo entre ellos.

5 principios para apoyar la creatividad de tus estudiantes

El 21 de abril se celebra en todo el mundo el Día de la Creatividad e Innovación. Carolina Schnapp, Licenciada en Educación General Básica y Master of Science in Creative Studies and Change Leadership, Buffalo State College, reflexiona sobre esta conmemoración y entrega recomendaciones para que puedas apoyar el desarrollo de esta habilidad para el siglo XXI, en tu establecimiento.

Entre el 15 y el 21 de abril, se conmemora mundialmente la Semana de la Creatividad e Innovación. ¿Habríamos imaginado diez años atrás que la creatividad y la innovación tendrían, no sólo un día, sino una semana completa para celebrarlas? Es importante el paso que las Naciones Unidas ha dado al instaurar esta semana a nivel mundial. Celebrar nuestra creatividad es celebrar el ingenio humano y la importancia que tiene para el desarrollo de la humanidad.

Todo esto suena bien, pero a veces parece lejano a la realidad de la educación. Cyndi Burnett, autora del libro “Integrando creatividad en cada parte de tu programa educativo”, habla de no esperar a generar una revolución en la educación, sino más bien una evolución. No esperemos cambiar todas nuestras prácticas; integrando pequeñas actividades, o modificando pequeñas tareas, podemos ayudar al desarrollo creativo de nuestros estudiantes y de nosotros mismos como docentes.

A continuación, les comparto 5 principios para apoyar el desarrollo de la creatividad de nuestros estudiantes.

1.-La experiencia es compartida: Desarrollar la creatividad no es una actividad unidireccional, donde el docente propone experiencias o actividades y el alumno desarrolla su creatividad. Desarrollar la creatividad es una experiencia conjunta, no puedo pedirle a un estudiante que salga de su zona de confort si es que yo como profesor no estoy dispuesto a hacerlo.

2.-Valora la creatividad: Antes siquiera de pensar en desarrollar la creatividad en otros, debo encontrar valor en la creatividad. Es probable que todos pensemos que la valoramos, pero vale la pena preguntarse: ¿Por qué la valoramos? La creatividad invita a lo inesperado, cuando presentamos a nuestros estudiantes la oportunidad de desarrollar su creatividad, no estamos seguros sobre qué resultados obtendremos, qué tipo de conexiones harán y cuáles son todos los aprendizajes que podrán obtener como resultado del proceso. Es por esto que si no valoramos realmente la creatividad, probablemente no veamos valor en los resultados que puedan obtenerse de experiencias creativas de aprendizaje.

3.-Juega: Para que nuestra creatividad pueda desarrollarse activamente, debemos estar en ambientes propicios para esto. Si estamos abiertos a jugar, estamos abiertos a probar, a equivocarnos y a reírnos. El juego es nuestro modo seguro de exploración, nos ofrece bordes definidos donde explorar, y lo que pase dentro de esos bordes no tiene la carga de la realidad en la que nos movemos generalmente. No siempre debemos buscar juegos que cumplan un propósito en sí. Si es que somos capaces de jugar con nuestros compañeros y profesores, esto ayuda a construir un ambiente más lúdico, lo que a su vez, ayuda a generar más confianza. Así, los estudiantes se atreven más a compartir sus ideas y equivocarse.

4.-Mira las cosas de otra forma: Vivimos en modo automático, nos despertamos a la misma hora, viajamos en el mismo trayecto hacia el colegio, nos sentamos en los mismos lugares, nos juntamos con las mismas personas. ¿Qué pasaría si es en vez de jugar fútbol en un recreo fuera a la biblioteca y viceversa?, ¿Qué pasaría si por un día no pudiéramos escribir absolutamente nada? Cuando rompemos esquemas nuestro cerebro se pone en alerta, al estar alerta empezamos a notar cosas nuevas, cosas que no habíamos visto antes, esto invita a nuevas perspectivas a ser parte de nuestro aprendizaje y experiencias. Mientras más opciones tengo, más probable es que pueda encontrar soluciones creativas a preguntas y problemas. Una forma interesante de hacer esto es dar a cada estudiante un personaje y que durante un periodo de clases vean las cosas desde la perspectiva de ese personaje. Esto ayudará a abrirse y considerar otros puntos de vista.

5.-Desarrolla la curiosidad: Todos somos curiosos ¿quién no se ha entretenido escuchando las historias de otros en el metro? ¡La curiosidad es natural en los seres humanos! La curiosidad impulsa nuestro deseo de aprender, nuestro deseo de solucionar cosas, de encontrar soluciones…La curiosidad nos motiva, y a través de esta se impulsa el desarrollo de la creatividad, ya que es gatillante de inspiración y motivación. Para desarrollar la curiosidad en la sala de clases puedes tener una caja cerrada con un candado. Para abrirlo, los estudiantes deben resolver un acertijo. Otra propuesta es hacer una competencia de preguntas, por ejemplo: ¿cuáles son todas las preguntas que les surgen durante el día? No serán buenas preguntas en un comienzo, pero a medida que se trabaja la habilidad de preguntar, estas mejorarán.

Viendo valor en el desarrollo de la creatividad, compartiendo la experiencia en conjunto, jugando, siendo curiosos y mirando las cosas desde otro lado, lograremos que nuestros alumnos se sientan en un ambiente que incentiva la creatividad.